Retornos. Concesiones. Literatura. Actualidad (FELICIDAD).

Doy la bienvenida a todos a mi nuevo blog, para algunos seguro que sorpresa, para otros no tanto, y para mi una nueva oportunidad de cabalgar de nuevo entre letras, literatos y literatura que tan feliz me hizo en su día. Así que podríamos titular esta entrada como ‘El Retorno’, aunque en realidad quién ya me conoce sabe que nunca me he ido.

(APLAUSOS)

Empiezo. Hace apenas 48 horas, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, le comunicó vía telefónica al gran José Luis Sampedro la concesión del Premio Nacional de las Letras. Un poco más y le avisa por Whats App. Bravo. Se lo merece por la gran labor durante tantos años, ha sabido convertir en oficio digno ser narrador, mezclando literatura con sus inquietudes políticas. Bravo. Bravo. Bravo. Ahí va mi pregunta. Este tipo de concesiones (vale, premios) ¿por qué esperan tanto en darlos? Va a cumplir 95 años, con la conciencia tranquila, sin dejar rastros inequívocos; se marcha con el Premio bajo el brazo y nos deja su obra (gracias a dios). La motivación es necesaria, en todos los oficios, y estoy seguro que al gran (y no me canso de decirlo) José Luis Sampedro le hubiera proporcionado más grados de felicidad si hubiera obtenido este Premio Nacional de las Letras mucho antes. Es perfecto que se premie la literatura (APLAUSOS), pero creo que a veces nos acordamos tarde de la vida y obra de algunos literatos.

Disfrute del éxito y ojalá de los que puedan venir señor Sampedro, almenos disfrute de esa felicidad que le ha aportado su literatura.

Viva en paz.

Anuncios