DE MI PUÑO Y LETRA


Primero un soplido, luego un rebuzno y un sinfín de cuchillos afilados destrozándome la cabeza. Un día y otro y muchas noches. Y luego nada: NADA. Desaparacen los dolores y esas inflamaciones cerebrales que tanto atormentaban. Sin medicación legal pero llenando mi estómago de pastillas color esperanza. Sin drogarme pero inyectándome dosis de energía: gramo a gramo. Las fuerzas las saqué del rincón más oscuro de mis entrañas. Menos mal que el tanque aún tenía gasolina. Los soñadores no morimos fácilmente. Los poetas viven en sus versos. Y aunque preferí durante un tiempo el puño a la letra seguiré desgranandome al compás que dicte mi corazón. Pienso seguir bombeando, y firmando: mucho. Y ahora voy a decir casi con total seguridad que hoy escribo con una felicidad máxima. Y es algo nuevo para mí. Siempre he escrito para olvidar. Siempre he escrito para no gritar. Incluso para evitar llorar. Y ahora he llorado, mucho, pero no quiero olvidar. Quiero aprender, crecer, y sentir. Y lo estoy cumpliendo, y con creces. Y también quiero agradecer, ahora soy mejor persona y dispuesto: muy dispuesto. Voy a lanzarme a soñar, y aunque sin alas voy a volar y a quedarme suspendido en el aire el tiempo que me apetezca. Disfrutar de mis propias conversaciones y escuchar voces interesantes.

ESCRIBIR // ESCUCHAR // REIR //APRENDER // SENTIR

De mi puño y letra.

Carlos Sánchez Mateos

Anuncios

Un pensamiento en “DE MI PUÑO Y LETRA

Coméntalo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s