Untitled

Me escudo cuando me miras a la cara
y buscas mis ojos con los tuyos.
Porque al encontrarlos los hipnotizas,
los haces de ti, parte de ti,
los haces ascuas de un amor sin nombre.
Envuelves sus horizontes, sus paisajes solitarios
y te los llevas abrazados al calor de tu pecho.
Fijo la mirada en el suelo,
pero descubro tu sombra ante mi
y huyo cuando no quiero huir,
y lloro cuando quiero besarte,
y callo cuando tus ojos y los míos
se cogen de la mano 
y pasean susurrándose dulces versos al oído.

Anónimo

Ir y quedarse

Ir y quedarse y con quedar partirse,
partir sin alma, e ir con alma ajena,
oír la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse;

arder como la vela y consumirse
haciendo torres sobre tierna arena;
caer del cielo y ser demonio en pena,
y de serlo jamás arrepentirse;

hablar entre las mudas soledades,
pedir pues resta sobre fe paciencia,
y lo que es temporal llamar eterno;

creer sospechas y negar verdades,
es lo que llaman en el mundo ausencia,
fuego en el alma y en la vida infierno.

Lope de Vega

Ingeniero técnico en armonía

Yo era aquél que no más quería
un plato caliente y un jergón
donde yacer sin ruido, de forma sombría;
sin que despertase pena ni lástima;
que no quiero que se apiaden, que es mía,
mi vida es mía. Los sueños se acabaron
que nadie quiere a nadie, que nadie oye poesía.
Y me río, ¡me ha echado una moneda!

―¡Si soy ingeniero técnico en armonía!―

Si no soy pobre, si yo no pido
más que amar, dormir y comer;
nada más que ser aquél que de joven quería ser.

 

Anónimo

El cielo llegó a su fin

Tapado el cielo
                 brinda desesperanzado
                                             por el paso del tiempo.

Castigado.
Amarrado.
Esclavo.

Busca una salida
                 a la tormentosa vida
                                            húmeda, escalofriante, fría.

Helado.
Maltratado.

Recuerda su infancia
                 borrosa y su alma se invade
                                            de rayos y centellas.

Eléctrico.

Se arma el desarmado,
aúlla y: todo reunido.
Canta su malestar,
preparado para espantar.

Aquí

                                                                        Aquí

                                     Aquí

Allá.

Llora sin parar.
Abismos de soledad.
Ataque a la sociedad.

Aquí

                                                                            Aquí

                                                                                                                  Aquí

Allá.

La vida de los hombres
llega a su fin.
Inundados por la avaricia,
castigados por el castigado
y así:
morir.

 

Carlos Sánchez Mateos

Ahí

Ahí,
en esa línea,
ahí,
dónde la luz no habita.

Ahí.

A tientas y
oyendo susurros,
te agarras y
suspiras socorros.

Ahí.

Cristales punzantes
evitando,
sensaciones mareantes
asumiendo.

Ahí.

De repente y
sin esperarlo,
Un mal paso y
caigo, caigo, caigo.

Ahí.

Ahí,
en ese punto,
ahí:
Cuando me levanto.

Ahí.

El rumbo,
arrastrándome
con esfuerzo:
Recomponiéndome.

Ahí.

Sin más elegancia,
rompiendo a llorar,
cayendo una lágrima y
la luz empieza a reflejar.

Ahí.

Ahí,
dónde los sueños habitan,
ahí,
dónde quiero que se cumplan.

Ahí.